Técnicas para organizar mejor las tareas de tu empresa

Una empresa cuenta con un gran número de procesos, actividades y tareas a desarrollar. Para conseguir que todo se gestione correctamente en el tiempo estipulado y con el resultado buscado, es necesario tener una buena organización de las tareas a realizar.

Uno de los principales problemas de productividad en las empresas es que pequeñas tareas sin mucha importancia, al no estar bien gestionadas, ocupan gran parte del tiempo de trabajo. Esto impide que nos centremos en los objetivos importantes, por lo que se precisa de una buena organización para conseguir reducir costes y eliminar las tareas que no aportan valor a tu negocio y quitan mucho tiempo.

 

Consejos para mejorar la organización en la oficina

Para conseguir ese grado óptimo de organización les planteamos una serie de ideas para una buena gestión de las tareas en la oficina:

  • Establece tus objetivos: desde el inicio debes tener claro qué quieres conseguir y a dónde quieres llegar.
  • Localiza tus recursos: analiza todos los recursos de los que dispones. Reúne el talento y herramientas de tu empresa para conseguir los objetivos establecidos con anterioridad.
  • Haz una lista de tareas: establece técnicas que pueden ayudarte a definir las tareas prioritarias y que deben ser resueltas antes que el resto de las que no lo son tanto.
  • Define con detalle cada tarea: la persona o equipo responsable, los tiempos previstos y las metas propuestas.
  • Haz seguimiento continuo: en todas empresas ocurren imprevistos, cambios y adaptaciones en la realización de sus tareas, es algo normal, por ello se precisa de un seguimiento continuo para no perder de vista los objetivos.
  • Utiliza una buena herramienta: existen herramientas digitales que ayudan a organizar la gestión de los clientes, actividades comerciales, acciones de marketing, etc. También se pueden utilizar herramientas de toda la vida, como las agendas en papel, siempre y cuando se sea continuo y ordenado en su revisión.
  • Evalúa los resultados: no se trata de acomodarse a la primera herramienta que has encontrado, sino de analizar el trabajo que te genera, buscar nuevas oportunidades y ver el valor que da a tu negocio.

 

Lo más accesible y práctico es recurrir a una o varias herramientas que organicen sus tareas, pero lo más recomendable es tener cuantas menos mejor, eso evita la redundancia y el doble trabajo.

 

Encontramos herramientas diversas, como por ejemplo, los CRM, que son de utilidad para procesos como gestionar los clientes de la empresa, organizar tareas en el calendario, poner recordatorios, apuntar llamadas, y, en resumen, almacenar información de gran importacia para la gestión y organización de estas tareas diarias. Es, por tanto, un software que será de gran ayuda en la planificación del día a día de tu negocio y que supondrá una mejora significativa en su productividad.

 

Como se puede ver, en esencia es muy simple. Tampoco requiere de grandes herramientas o inversión, simplemente es tener conciencia de su importancia y ser constante.

Contacta con nosotros

Paseo Virgen del Puerto, 5
28005 Madrid

91 364 90 00

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Aviso Legal
Política de Privacidad y Cookies