horario jornada intensiva

Jornada intensiva, ¿qué beneficios tiene?

Las altas temperaturas, saber que queda poco para vacaciones, que tus compañeros vayan abandonando la oficina, las dificultades para dormir… todos ellos son motivos por los cuales nuestra productividad y rendimiento puede llegar a ser más baja en verano. Por ello, implantar una jornada intensiva puede ser una solución efectiva para llevar un mejor rendimiento laboral.

 

Realizar cualquier cambio en la rutina requiere de un periodo de adaptación y es posible que pueda producirse algún tipo de desorden en los primeros días. No obstante, se consigue un aumento de la productividad, analizando factores externos como la motivación, la concentración y la calidad, parámetros que aumentan significativamente con medidas como la aplicación de este tipo de jornada.

 

El artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores recoge el núcleo de la regulación sobre la jornada de trabajo, sin embargo, no hace mención a la jornada intensiva de verano. Por lo tanto, merece destacar que:

  • Son los convenios colectivos los encargados de regular esta materia, concretando los meses de aplicación y sus particularidades.
  • En el caso de que no haya convenio o que no se regule en este, será cada organización la que voluntariamente decidirá la existencia o no de jornada intensiva en los meses de verano.

 

Beneficios de la jornada intensiva

Para las empresas la jornada intensiva supone un claro aumento de la productividad. Por ello, os dejamos a continuación una serie de beneficios que presenta esta jornada de trabajo:

  • Aumenta la motivación: realizar el trabajo de forma seguida y saber que tendrás más tiempo libre hace que el trabajador acuda más animado y con motivación a su puesto, realizando las tareas de forma más eficaz.
  • Mejora el rendimiento: el trabajador se ve obligado a aprovechar el tiempo del que dispone, ya que tiene que organizarse correctamente para cumplir con todo lo planificado.
  • Reduce la sensación de estrés: El saber que se dispone de más tiempo de ocio que durante el resto del año favorece a reducir el estrés laboral.
  • Disminuye el absentismo: Trabajar con jornada intensiva facilita conciliar vida familiar y laboral. Al disponer de más horas libres al finalizar la jornada laboral, el trabajador ya no necesita pedir permiso para asuntos propios o para acudir al médico, entre otros.
  • Mejora la imagen de la empresa: Como resultado de establecer la jornada intensiva, la empresa proyecta una imagen de compromiso y cercanía con sus trabajadores. Al mismo tiempo, se transmite la idea de que el bienestar de los empleados es un plus en la cultura empresarial de la compañía.

    

Gracias a estos beneficios los empleados están más cómodos consiguiendo así que la empresa pueda ver mejorada su productividad en meses complicados. Es recomendable, por tanto, llevar a cabo acciones adaptadas a la situación como puede ser la jornada intensiva, entre otras, buscando así mejorar el rendimiento y la motivación en los empleados. Con nuestro programa de nóminas podrás llevar un control del horario de forma práctica y organizada, pudiendo realizar cambios de horario sin ninguna complicación.

Contacta con nosotros

Paseo Virgen del Puerto, 5
28005 Madrid

91 364 90 00

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Aviso Legal
Política de Privacidad y Cookies